top of page

La necesidad de justicia


¿Qué es la necesidad de justicia?


El hecho de exigir justicia, en cualquier ámbito de nuestra vida (laboral, amistad, pareja, personal...) es un comportamiento basado en comparaciones externas que nos genera malestar y emociones negativas. Surge cuando comparamos la situación real con la ideal, con cómo tendría que ser y, por tanto, no aceptamos como es en el momento presente. Eso nos lleva a que haya una gran discrepancia entre lo que es y lo que debería ser, cuando esto se produce nos sentimos furiosos e impotentes porque no podemos influir en la situación.


¿Cómo se manifiesta?


Esta necesidad de justicia se presenta a través de frases como:

  1. Los otros ganan más dinero trabajando menos horas o teniendo un trabajo menos duro.

  2. La gente comete infracciones de manera impune.

  3. Yo nunca actuaría de esa forma, nunca haría algo así.

  4. Si el/ella puede hacerlo, entonces yo también, todos deberíamos ser iguales.


¿Qué consecuencias tiene?

  • ​Dejamos de tener el poder para decidir, los demás deciden por nosotros las normas, cómo nos sentimos ante estas y lo que debería ser justo.

  • Se produce una comparación continuada con los otros dándoles el poder de dirigir lo que pensamos y cómo nos sentimos.

  • Nos inmoviliza, no nos permite centrarnos en lograr un cambio positivo de la situación.

  • Alimenta emociones negativas como los celos y la necesidad de que la persona se comporte de una forma determinada y coincidente en cómo lo haría yo.

  • Exigimos que los otros sean como nosotros, de forma que si yo actúo de esta forma los demás tienen que corresponder porqué sino no sería justo.


Entre las emociones negativas que genera la necesidad de justicia se encuentran:

  1. Celos

  2. Frustración

  3. Sentirse en deuda con los demás

  4. Impotencia

  5. Rabia

  6. Inmovilidad emocional

  7. Venganza

  8. Hacer las cosas sin cuestionarlas

  9. Decisiones controladas por el entorno


¿Cómo podemos transformar esta necesidad de justicia?


La clave es la aceptación

¿Cómo se logra?

  1. Haciéndote cargo de tus decisiones.

  2. Haciendo un trabajo personal en el cual puedas cambiar el "no es justo" por el "simplemente es". Es en ese punto en el que puedes centrarte en aquello que puedes modificar.

  3. Escoge dirigir tu vida en función de lo que tú quieres y no de lo que es justo.

  4. Interioriza que los demás son diferentes a ti y que por tanto no actuaran de la misma forma.

  5. Decide des de la libertad i tus valores, no en función de la comparación con los otros.

  6. Cuando una cosa no te parezca justa, no te quedes anclado en ese pensamiento y en las emociones negativas, define qué es lo que deseas y halla una forma de conseguirlo.


Beneficios de liberarse de esta necesidad


A través de la aceptación de la situación y de las personas, ante situaciones que ahora parecen injustas, dejaran de aparecer emociones negativas y en cambio, afloraran los recursos personales para hacerles frente y buscar alternativas. Así, se consigue:

  1. Libertad de elección para vivir en consonancia las propias normas y valores.

  2. No tener que actuar por obligación.

  3. Evitar emociones negativas asociadas como rabia, frustración....

  4. No estar pendiente de lo que harán los demás.

  5. Responsabilizarte de tus decisiones.

  6. Poder cambiar lo que no te gusta.


Y sobre todo te aportará tranquilidad.​




25 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page